El cuidado de las joyas MURONA no es difícil, y si sigues nuestros consejos conseguirás mantener tus joyas perfectas y brillantes como el primer día.

La Plata de Ley 925 es la que ofrece una mayor garantía en cuanto a calidad y compatibilidad con cualquier tipo de piel. Sin embargo, con el tiempo, debido al uso y la exposición al aire libre, la pérdida de brillo en la plata es natural, por lo que recomendamos no mojar las joyas, no usarlas al hacer deporte y sobretodo no esprayar perfume en ellas.

Recomendamos guardar cada pieza de manera individual, idealmente en un joyero acolchado y sobretodo, lejos de sitios húmedos (¡bajo ningún concepto las guardes en el baño!). Guardarlas en la bolsita MURONA que te proporcionamos es una buena idea, ideal para asegurar la duración de las joyas en buen estado.

Para limpiar tus joyas puedes usar un paño de algodón seco o bien puedes usar el paño para frotarlas suavemente con un poco de jabón y agua tibia. Para limpiar rincones de según qué joyas puedes usar un cepillo de dientes suave con agua tibia. Es importante que siempre que laves una pieza bañada en oro lo hagas con mucha delicadeza y sin frotar demasiado fuerte, ya que podrías desgastar el baño.

En caso de que tus joyas doradas hayan perdido el baño de oro antes de lo que esperabas, ponte en contacto con nosotros para recibir información sobre el servicio de baño de oro que hará que tus joyas recuperen su brillo inicial.

¡Cuida de tus joyas MURONA y siempre lucirán como nuevas!